miércoles, 11 de julio de 2012

Diversiones baratas para niños


Formas sencillas de alegrarle el día a tu hijo

No hacen falta grandes cosas para hacer feliz a un niño. De hecho, a menudo son actividades sencillas las que se convierten en los recuerdos más preciosos de la niñez: la vez que tu mamá paró el auto a un lado de la carretera para que pudieras subirte a un árbol, cuando te permitió saltar a placer en la cama de un hotel, los chapoteos con ella en los charcos de lluvia sin importar que llegaran a casa cubiertos de barro... Y lo mejor de todo, es que muchas de estas cosas cuestan muy poco dinero o son completamente gratis. 
Aquí tienes una serie de actividades baratas y sencillas que pueden crear recuerdos imborrables para tu hijo. ¡A divertirse se ha dicho! 

5 actividades baratas y sencillas para tu bebé 

Déjalo destrozar
Quizás sea porque hace un ruido muy agradable o por la satisfacción de cambiar algo para siempre, pero a los bebés les encanta romper papel. Así que dale unas cuantas revista y periódicos de la pila de reciclaje y déjale rasgar páginas a gusto. ¡Cuando veas su sonrisa desdentada, ni siquiera te importará tener que recoger el desorden después!

Días de perros
Podrías llevar a tu bebé al zoo, pero no te sorprendas si se queda dormido o si le interesa más la fuente de agua que los orangutanes. En lugar de ir al zoo, puedes ir a un parque donde la gente suele pasear perros. Es igual de emocionante y menos abrumador, y además sale gratis. No te olvides de las reglas básicas de seguridad: quizás sea buena idea cargar a tu bebé en brazos o en una mochila frontal, y, por supuesto, siempre pide permiso a los dueños antes de acariciar a un perro para saber si se mantiene tranquilo alrededor de niños pequeños.

Ilumina su sonrisa
Apaga las luces, cierra las cortinas, échate en el piso y crea un espectáculo de luces para tu pequeño. Haz bailar la luz de una linterna en el techo y las paredes mientras tu bebé la mira maravillado. Un bebé más mayorcito quizás trate de sujetar la linterna por sí mismo (aunque puede que intente llevársela a la boca). Simplemente evita que proyecte la luz directamente a sus ojos (o a tus ojos).

Cita para comer
Para cambiar de aires, coloca la silla alta de tu bebé en el jardín y dale de comer, sin preocuparte de la comida que tira al piso entre bocado y bocado. ¡Creerá que se ha ganado la lotería! ¿No tienes jardín? No te preocupes. Llévate la silla alta o la del auto a un parque, sienta a tu bebé en ella y lleva una botella para hacer burbujas. ¡Le encantará mirar las burbujas que vas soplando!

Sal a bailar
En tu sala de estar, claro está. Pon tu música favorita y baila con tu bebé en los brazos. Estará en el séptimo cielo, porque podrá gozar sus tres cosas favoritas a la vez: música, movimientos rítmicos y la cercanía de mamá. 

5 actividades baratas y sencillas para tu hijo de 1 a 3 años 

Chuchu tren
A los niños pequeños les encantan los medios de transporte. Revisa los horarios de autobuses y trenes de un hospital local o del aeropuerto. Muchos tienen servicios gratuitos y podrás llevarte a tu pequeño de paseo, apartándote de la rutina y el asiento de siempre, para que admire el mundo desde una nueva perspectiva.

Amasa risas
Deja que tu hijo juegue con un poco de masa para hacer pizza. Como no es muy pegajosa ni demasiado suave, tiene la consistencia perfecta para sus deditos, y si le ofreces un rodillo de amasar multiplicarás su diversión. Compra la masa en tu pizzería favorita o en una tienda, o hazla tú misma. ¡Incluso puedes cocinar una pizza con una parte de la masa mientras tu hijo juega con la otra! Si no tienes ganas de cocinar, puedes congelar la mitad para otra ocasión.

Paquete de lujo
Si has observado alguna vez a un niño pequeño mientras abre un regalo, te habrás dado cuenta de que por regla general está mucho más interesado en los lazos, las cintas y el papel de envolver que en lo que hay dentro del paquete. ¡Aprovecha su fascinación! Envuelve algo pequeño, como un juguete que ya tengas o una postal, con mucho papel, cintas y lazos (la sección más colorida del periódico es perfecta para esto). Preséntale el paquete con mucha ceremonia.

¡Un avión! 
Averigua si tu aeropuerto local tiene una torre de observación, o una habitación con grandes ventanas desde donde se puede ver despegar y aterrizar a los aviones. Llévate el almuerzo y disfruta el espectáculo.

Hogar, dulce hogar
La próxima vez que compres algo grande para tu casa, como un refrigerador, una televisión o una computadora, guarda la caja de cartón. Abre un agujero para que haga de puerta y otro como ventana y permite que tu hijo la decore por fuera con pinturas y pegatinas. Le gustará mucho tener una casita a su medida, donde puede entrar con todos sus peluches favoritos. ¡No te olvides de hacerle una foto! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario