viernes, 31 de agosto de 2012

Cómo criar niños bilingües


Si tus hijos van a crecer en EE.UU., se encontrarán inmersos en la rica cultura norteamericana y se adaptarán a ella como pez en el agua. Sin embargo, posiblemente tú no querrás que abandonen sus raíces y tradiciones latinas. Y, precisamente, esto es uno de los mejores regalos que puedes ofrecerles ya que, según los expertos, mantener viva su herencia cultural reforzará en tus hijos su sentido de la identidad y su autoestima. 

Beneficios de la biculturalidad 

"Es importante que los padres hagan su parte y que les enseñen a sus hijos sobre sus tradiciones, su idioma y su historia. Si bien toma energía, dedicación y tiempo hacerlo, vale la pena porque tus niños sabrán de dónde vienen, quienes son, y se sentirán orgullosos de su cultura", dice la doctora Gloria Rodríguez, autora deCriando a nuestros niños en un mundo bicultural y fundadora de la organización AVANCE, cuyo objetivo es promover el bienestar de los niños latinos en Estados Unidos. 

"Cuando mi hijo tenía 6 años, llegaba de la escuela triste porque sus amigos se burlaban de su nombre, Salvador Julián. Yo le explicaba que tenía que sentirse orgulloso de su nombre y les recomiendo a los padres que hagan lo mismo, que les inculquen a sus hijos el orgullo de su cultura para alimentar su amor propio", añade Rodríguez. 

La doctora Carmen Vázquez, autora del libro Criando a su niño con orgullo latino, recomienda a los lectores de BabyCenter en Español que críen niños bilingües y biculturales para que cuando sus hijos crezcan tengan más oportunidades de triunfar en este país. "Hay estudios que indican que las personas que dominan dos culturas y dos idiomas tienen mucha seguridad en sí mismas, además que hace que los niños cuando sean adultos tengan mejores oportunidades de trabajo y mejores salarios por ser bilingües", apunta Vázquez. 

Plan de acción 

Proponerte que tus hijos se sientan cómodos a caballo entre dos culturas es fácil, pero como dice el refrán, "del dicho al hecho hay un trecho" y conseguirlo es más difícil. ¿Y qué puedes hacer para lograrlo? Aquí te ofrecemos algunos objetivos, desafíos y estrategias, así como ejemplos concretos que padres latinos como tú practican día a día para transmitirles la cultura y el idioma a sus hijos. 

Amor a tu cultura 

Beneficios: Las autoras entrevistadas coinciden en que es importante que tus hijos aprendan bien el inglés y se sientan orgullosos de ser norteamericanos, pero al mismo tiempo conozcan la historia de sus antepasados y sus tradiciones. Esto aumentará su autoestima y les ayudará a aceptar mejor sus diferencias culturales con otros grupos étnicos que residen en los Estados Unidos. 
Desafíos: "Si el niño va a una escuela en donde la mayoría es anglosajona será un poco más difícil, pero no imposible. Los padres pueden enseñarle que son diferentes culturalmente y que eso está bien, no hay nada malo en ser diferente", dice Rodríguez. 
Cómo lograrlo: 
• Celebra las fiestas tradicionales de tu país de origen, y dale un toque latino a las fiestas estadounidenses

• Asiste a eventos culturales y hazte miembro de organizaciones comunitarias latinas. Asistir a eventos culturales latinos en tu ciudad o ser parte de organizaciones comunitarias que fomentan la cultura de tu tierra, como la Semana Jalisco en California, también le trasmite a tus hijos el mensaje de que hay más personas como ellos que mantienen y disfrutan sus tradiciones. 

• Celebra las ocasiones especiales y los días festivos con platillos tradicionales. Si tus hijos relacionan los tamales, el lechón asado o la reina pepiada con fiestas familiares y momentos alegres reforzarás la valoración de sus raíces y, como dice Rodríguez, "tus hijos harán lo mismo con sus hijos, enseñándoles también a valorar su cultura". 

Respeto a nuestros mayores y a otras culturas 

Beneficios: Los latinos solemos expresar el respeto hacia las personas mayores, incluyendo los abuelos, de manera más formal. Por ejemplo, es costumbre en muchos de nuestros países hablarles a los abuelos de "usted", y los niños suelen saludar formalmente con beso y abrazo o dando la mano a cualquier persona adulta que llega a la casa, algo que no es tan corriente en la cultura anglosajona. Mantener esta costumbre es otra forma de alimentar el amor por nuestra cultura, ya que la cultura incluye todo, desde cómo comemos hasta cómo nos comportamos. 

Desafíos: "Los latinos hacemos las cosas de forma diferente y es importante que los niños entiendan que hay diversas formas de expresarse. Si el niño dice 'mira, ese otro niño no lo hace', uno tiene que ser firme, y decirle que hay que respetar las costumbres de otras culturas, pero que en la nuestra lo hacemos de esta manera", explica Vázquez, agregando la importancia de decirles a los niños que las personas que no actúen como nosotros o tienen diferentes valores no son menos ni más, son simplemente distintas. 

Cómo lograrlo: 
• Demuéstrales el cariño como lo demostramos los latinos, que solemos ser muy expresivos, y diles que no significa que no son independientes cuando los abrazamos o les damos besos al dejarlos en la escuela o cuando los acostamos a dormir, es simplemente nuestra forma de ser. 

• Enséñales a tenerles y demostrarles respeto a los abuelos, y a los adultos en general y establece reglas claras de lo que esperas de su comportamiento. 

Niños bilingües 

Beneficios: Además de poder comunicarse mejor con los padres que no dominan el inglés y con los abuelos, el dominar el inglés y el español les da mejores herramientas a tus hijos para que triunfen en su futuro como adultos. "El niño va a aprender cuándo se debe hablar inglés y cuándo español y con quién, y hay que enseñarle que ambos idiomas son igual de importantes", dice Rodríguez. 

Desafíos: "Va a haber situaciones en donde el niño tal vez no va a querer hablar el español, especialmente si en la escuela a la que va los latinos son un grupo en minoría. No hay que presionarlo, sino explicarle las razones por las cuales debe hablar los dos idiomas, los beneficios que va a tener cuando sea adulto", dice Rodríguez. 

Cómo lograrlo: "Les puedes decir a tus hijos que en la escuela se habla inglés pero que en la casa se habla español y déjalos que lo intenten aunque no sea todo el tiempo y aunque no lo pronuncien bien. Lo importante es que tengan las bases de cómo se habla, de la gramática, de los acentos, y con la práctica ellos empezarán a hablar mejor español", recomienda Rodríguez. 

Películas, videos y libros bilingües son grandes ayudas para enseñarles ambos idiomas, de modo que asegúrate de tenerlos en tu casa. Puedes hacer actividades divertidas, como una lista de dichos populares y explicarles su significado, o escribir juntos las recetas de la familia en un cuaderno especial para que lo conserven el día de mañana. Y, por supuesto, si tienes la oportunidad de viajar a tu país de origen con tus hijos, ¡atrápala al vuelo! No hay nada mejor que hacerles ver con sus propios ojos que el español es una lengua viva y vibrante que les permitirá conectarse con su historia y con su familia. (Para más información sobre cómo criar niños bilingües, haz clic aquí.) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario