miércoles, 6 de febrero de 2013

Cómo Ayudar A Tu Hijo A Hacer Amigos




Hay niños que presentan dificultades para conectar con los demás. Esto puede deberse a que son emocionalmente inmaduros o muy introvertidos, a que no han tenido demasiadas oportunidades para estar con otros niños, a que su habla es retrasada para su edad, a que les cuesta entender las normas sociales...
En cualquier caso, estos niños necesitan ayuda para saber cómo participar. Si tu hijo es uno de ellos, explícale que la manera más fácil de acercarse a otros niños es recurriendo a frases tan sencillas como “¿puedo jugar yo también?” o “¿me prestas tu patineta?”.
Tu hijo está pasando ahora a un ambiente social más complejo, lo que implica que sus relaciones empiezan a ser más intensas y, como consecuencia, también sus emociones. Descubrirá lo que es el amor, el compañerismo, el compartir... Pero también el engaño, la decepción y el rechazo.
Si a tu hijo le sucede, puedes ayudarle de dos maneras: mostrando interés por lo que le ha pasado y explicándole lo que siente para enseñarle a discernir entre sus muchas emociones. Así se comprenderá mejor a sí mismo y también entenderá mejor el comportamiento de los otros, lo que aliviará notablemente su sensación de malestar.
Es normal que sufras si observas que tu hijo no tiene amigos, pero en lugar de limitarte a sentir pena, actúa. Para ello, analiza su situación y su manera de comportarse cuando hay niños cerca.
Puede que todavía no sea lo bastante maduro como para entablar una relación. En este caso, para él será suficiente con observar el juego de los demás; éste es su modo de participar por ahora y se siente bien así. Con el tiempo se lanzará a realizar las mismas actividades que el resto, como uno más, y empezará a hacerse amigos.
Por el contrario, si tu hijo te dice que está triste porque no tiene amigos y verdaderamente es así, ponte manos a la obra inmediatamente: invita con cierta frecuencia a algún compañero de su clase a casa, queda con vecinas que tengan niños de la edad del tuyo, llévale al parque todos los días un ratito y pide a su profesora que le siente al lado de algún niño que sea muy abierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario