miércoles, 6 de marzo de 2013

Consejos Para Que Tu Hijo Duerma Toda La Noche




Aunque es fundamental consultar con un pediatra en caso de encontrarnos con un trastorno del sueño, existen numerosas medidas que los padres pueden tomar para mejorar en gran medida la calidad de vida de los 'peques':

  • Hay que partir de la base de que dormir bien es un hábito, y que hay que enseñarlo, así que no debemos insistir o enfadarnos en caso de que el pequeño se resista a meterse en la cama, encienda la luz en mitad de la noche o nos pida dormir con nosotros.
  • El dormitorio debe ser un lugar tranquilo y oscuro, con una temperatura templada adecuada, ya que tanto el calor como el frío dificultan que el niño concilie el sueño.
  • Al contrario de lo que pueda parecer, la actividad física antes de dormir puede ser contraproducente a la hora de 'cansar' a los 'peques' para que se vayan a la cama. Un buen baño o un vaso de leche caliente pueden servir como relajantes en su lugar.
  • Asimismo, las cenas no deben ser muy copiosas, evitando los alimentos estimulantes como el chocolate o las bebidas gaseosas, y el uso de videojuegos y nuevas tecnologías debería estar restringido a horas más tempranas del día, como la comida o la merienda.
¿Cómo hacer más llevadera la hora de dormir? Estas son las estrategias más efectivas, en cuatro consejos: 

1. 
Cada niño es un mundo, pero el objetivo principal es que se sienta seguro al irse a la cama. 

2. 
Es necesario que el niño no esté muy estimulado antes de ir a dormir: bajaremos la actividad y utilizaremos sonidos bajos para procurar tranquilizarle. 

3. 
Establecer rutinas en cuanto a horas, hábitos, despedidas, luz, silencio, contar un cuento… 

4. Es fundamental combatir el sentimiento de soledad. Para esto son fundamentales los objetos transicionales, como peluches o muñecos blanditos, a los que el niño se vincule, y que funcionan como sustituto de los padres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario